Colaboradores de Tedium Vitae se reúnen para traducir poemas de Billy Collins.

El Informador. Guadalajara, Jalisco (13/Sep/2012).- "El nombre del autor es lo primero que se olvida”, escribe Billy Collins en su poema "El olvido", que continúa: “seguido obedientemente por el título, la trama, la desgarradora conclusión. Toda la novela, que de pronto te parece no haber leído nunca (…)”. Pero en Guadalajara, a tres amigos les sucedió todo lo contrario con la obra de este reconocido poeta estadounidense nacido en Nueva York, en 1941, quienes se dieron a la tarea de animar la libre traducción de una selección personal, y publicarla en una edición exclusiva.

Salvador Mayorga, Sergio Ortiz y Alberto García Ruvalcaba, este último director de la editorial Tedium Vitae, compartieron el gozo ya que la creación de Collins es “fácil de entender, intimista, sin pretensiones, entrañable”.

Es un libro que no está a la venta, no busca ocupar un espacio en las vitrinas o los aparadores de Gandhi o del Fondo de Cultura Económica. Todo lo contrario, lo que busca es ser leído y releído por los más de 35 traductores no profesionales que en él participaron, o por todo aquel que se interese en conocer las sutiles y cotidianas letras de este norteamericano que ha puesto a la poesía en los anaqueles de los  best-seller en su país, y compartir el disfrute que Mayorga, Ortiz y García Ruvalcaba hallaron en esto.

Cuenta el editor de la extinta revista de libros Tedium Vitae que originalmente pensaron en hacer una antología de Billy Collins. “Compramos toda la bibliografía, la repartimos entre los tres para hacer una selección de poemas que después íbamos a traducir. Pero se nos ocurrió abrirlo a que participara más gente y ‘yo le puedo decir a tal’, ‘yo le puedo decir al otro’, y como todos son más o menos los mismos amigos, fuimos adjudicando los poemas que elegimos cada uno”.

Facebook fue la plataforma para lograr el ejercicio en el que incluso participan personas radicadas en España, Estados Unidos y Canadá, así como en Colima y el Distrito Federal. Y el que no fuera un intérprete profesional, “no importa, nadie va a corregir tu traducción, tú la subes al grupo de Facebook y ahí la comentamos”, cuenta García Ruvalcaba. Las correcciones o indicaciones que se compartían en la plataforma virtual eran del tipo: “Esta frase me gusta más así, o esta es mejor de esta otra forma”, y se iban subiendo varios comentarios, hasta 50  “alrededor de una traducción que había quedado como nota arriba (en el timeline)”.

Finalmente, el traductor o responsable de la pieza en particular elegía qué comentarios considerar, cuáles no, y hacía una versión definitiva “a la cual ya nadie le metía mano, era ya una decisión final”. Y entonces, reconoce el compilador, “eso fue lo que hizo que todo mundo aceptara porque no somos traductores y algunos no saben inglés, lo hacían con el diccionario en la mano con la idea de que nadie los iba a criticar”, explica García.

Así se da Proyecto Collins, como un juego entre amigos a través de un grupo en Facebook donde “sacamos los poemas definitivos, los empezamos a editar, revisar, uniformar y una vez que hicimos eso, a diseño y lo publicamos, e hicimos una reunión en casa de Sergio (Ortiz) donde Fernando Macotela, Luis González de Alba y Moisés Silva leyeron sus poemas”. Los mencionados, así como varios participantes más entre los que están José Ignacio Solórzano (Jis), Mónica del Arenal, Antonio Ramírez, Francisco Navarrete, Isabel Orendáin y David Gómez Álvarez, estuvieron sumamente atentos porque “todos éramos autores, todos nos sentíamos parte de él, entonces no era esto de que alguien presenta el libro que hicieron dos personas y todos estuviéramos sentados escuchando, no, aquí todos éramos autores”.

Peculiar fue el Proyecto Collins . “Interesante desde cómo se fue dando y lo enriquecedor de recibir comentarios ajenos, sobre las dificultades de la traducción porque es un reto hacerla, a veces literal, a veces no literal, y eso que Billy Collins es accesible, sin las grandes complejidades de otros poetas, cotidiano, fácil de entender, intimista y sin pretensiones, que rápido te gana, entrañable y que no deja una separación con el lector”, explica Alberto García Ruvalcaba.

Para el también notario público, “todo nació porque Chava Mayorga y Sergio empezaron hace unos cinco años a mandarse poemas y traducirlos entre ellos”. Esto tuvo lugar cuando Ortiz era el editor de la sección de poesía de la revista Tedium Vitae y sus diálogos se daban por correo electrónico. “Ellos fueron siguiendo a poetas como Stephen Dunn y Billy Collins, y nunca nos separamos de ellos —explica García Ruvalcaba—. Yo les decía ‘vamos haciendo un libro entre los tres’, y luego ‘vamos abriéndolo a más gente’. Tuvimos nuestras dudas de que funcionara, pero al final fue todo un éxito en el sentido de que todos lo gozamos”.

Facebook permitió el trabajo desde  cualquier latitud —porque entre los traductores está Natacha Boucher en Canadá, Mónica Takata en Oregon, Estados Unidos, Cristina García Prats y Xavier Blanquer en Cataluña, España, Fernando Macotela que es el director de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería en la Ciudad de México, y Alex Borges de Monterrey—.

Y luego de la diversión de un proyecto entre amigos, “de compartir el gozo del poema y su traducción”, solamente se imprimieron 150 ejemplares. “Es una recopilación de nuestros propios poemas y así queda”.

NOTICIAS

20 Nov 14

En momentos tan álgidos como los que vivimos es más que necesario tomar un respiro.

20 Nov 14

Durante la noche, seis reos quitaban cuidadosamente los mosaicos de su celda y raspaban la pared hasta con las uñas, para abrirse cami

20 Nov 14

"De trivias, historia tapatía y futuro local", por Ivabelle Arroyo. Martes 20 nov 2014.

18 Dec 12
El Informador. Guadalajara, Jalisco. Ser tapatío implica saberes.
17 Oct 12

El Informador. Guadalajara, Jalisco (13/Sep/2012).- "El nombre del autor es lo primero que se olvida”, escribe Billy Collins en su poema "El olvido", que continúa: “seguido obedientemente por e

4 Oct 12

¿Cómo de que “no hay días felices?” Como buen rock star ahí anda el “Figurín” Lozano haciéndose el muy dark y queriendo que le creamos que bueno, que está bien sacar un libro, que está bien que a la gente le gusten sus aforismos, que qué chido que

20 Sep 12

Rogelio Villareal escribió un artículo para milenio, previo a la presentación de "No hay días felices", aqui se los compartimos: